Ya está aquí la gasolina, el combustible del que te hablaba en la entrada anterior.

Se trata de una serie de preguntas que prenderán la mecha para que te veas como un ferrari en la línea de salida,

Un ferrari que va por fin a correr por su sueño.

Ese sueño, ese proyecto que ni siquiera llegó a iniciar porque había que estudiar o trabajar en “algo que tuviera salidas”

Porque había que ganarse la vida en un trabajo de verdad y no perder el tiempo con fantasías infantiles.

Y es que ya rondas los 50.

Miras hacia atrás en el tiempo y ves con nostalgia que queda menos camino por recorrer comparado con el que has andado ya.

Y te preguntas:

¿Si no es ahora, cuándo?

Mañana puede ser tarde, muy tarde…

No tengas miedo a descubrir tu luz.

Ya es hora de que te des el permiso de brillar.

Si sientes que a estas alturas de tu vida te falta algo por hacer o más bien algo por ser, te voy a decir qué es ese algo:

Contribuir

Sí, ser contribución en las vidas de otros.

Y esa es una necesidad que todo ser humano tiene que sentir cubierta porque forma parte de su esencia.

Porque todo en la vida es un dar, un participar, un ayudar al logro de algo, de un fin o meta mucho más grande que nosotros mismos.

¡Todos tenemos una misión o propósito en este mundo!

Desde el organismo vivo más diminuto pasando por todos los sistemas de nuestro cuerpo (respiratorio, digestivo, circulatorio…) hasta lo más inmenso que puedas llegar a imaginar: planetas, estrellas, galaxias…

Y tú amig@ mí@, no eres una excepción, porque formas parte de este enorme entramado en el que nos encontramos inmersos.

Así que, si tienes claro desde que eras niñ@ qué es eso que tanto te gustaba,

¡Vé a por ello ahora!

Este es el momento perfecto para emprender.

Porque llegaste a la madurez. Y la madurez aporta sobre todo experiencia y sabiduría, que son dos de los requisitos esenciales para iniciar proyectos.

Y si eres de l@s que no tiene muy  claro cuál puede ser su misión o propósito, si no sabes cuál puede ser la forma de contribuir a la que estás llamad@, todo lo que tienes que hacer ahora es coger papel y lápiz y darte el tiempo y el espacio para contestar, “contestar-te” estás 12 preguntas que te permitirán encender la mecha, la mecha para brillar en 2018.

He confeccionado estas preguntas para ti a modo de dinamo, ¡sí, como la dinamo de las bicicletas!

Una dinamo es un dispositivo que genera corriente continua.

Así que estas preguntas harán de dinamo:

Cuanto más trabajes estas preguntas, más “creatividad / energía” generarás para responder-te y, en consecuencia más energía continua obtendrás, más ideas, más luz , más brillo en definitiva generarás primero para ti y luego para los demás, y esa luz, ese brillo, será la tan ansiada contribución de que te hablaba antes.

Prepárate, porque estas 12 preguntas te servirán ahora y siempre para enfocar-te y re-enfocar-te, te servirán ahora y siempre para alimentar, para cubrir tu necesidad de contribución, tu necesidad de des-cubrir para qué fuiste llamad@.

Una vez contestadas, guarda tus respuestas y reléelas de vez en cuando, y, si es necesario modifica, cambia, vira, ajusta. Haz lo que sea necesario para que tu luz siga brillando iluminando  la dirección a tus sueños.

Las 12 Preguntas Dinamo

que te harán brillar en 2018

  1. Si fueras un hada que con su varita mágica pudiese manifestar a su antojo lo que desease en su vida, ¿Qué se haría realidad para ti?
  2. ¿Qué serías, harías y tendrías en este momento si el miedo al fracaso no planease sobre ti?
  3. ¿Qué serías, harías y tendrías si el dinero no fuese un “problema”?
  4. ¿Qué ves en tu mundo que te  disguste y desearías tomar acción para cambiarlo?
  5. ¿Qué es aquello que te da más energía, que te hace sentir plen@ al hacerlo?
  6. ¿Qué te hace entrar en una especie de estado de hipnosis o perder la noción del tiempo cuando lo realizas?
  7. ¿Qué haces sin esfuerzo por los demás sin ni siquiera preguntarte si te van a remunerar por ello?
  8. ¿Cuáles son tus referentes personales? ¿A quién y por qué “envidias sanamente”? y ¿A quién y por qué envidias “insanamente”?
  9. ¿Para quién eres tú un referente personal? Sí, aunque no lo creas ¡hay quien te admira y hay quien te envidia! ¡Venga, haz un esfuerzo que seguro encuentras nombres!
  10. Ya has entrado o estas próxim@ a entrar en los 50, ¿Dónde y cómo te ves de aquí a 5 años?
  11. ¿Has seguido algún tipo de formación académica no convencional o no reglada? ¿Sobre qué tipo de disciplina o enseñanza desearías saber más y más?
  12. ¿Cuál es tu mayor miedo?

Tómate tu tiempo para responder-te. Lo más importante es que lo hagas desde la honestidad contigo mism@.

Y sobre todo, sé muy honest@ y compasiv@ contigo mism@ al responder la pregunta 12, porque la respuesta a la pregunta 12 te estará dando la llave para brillar.

Sí, ¡La respuesta a la pregunta 12 es la llave de la luz!

Precisamente lo que te ha impedido hasta ahora materializar tu sueño es la oscuridad que provoca en tu camino el miedo,

¡El miedo a brillar!

 

 

En la próxima entrega de esta serie, trabajaremos las respuestas a estas 12 preguntas.

Mientras te das el tiempo y el espacio para contestar, te deseo Feliz Navidad :-))

 

***

Tienes la primera parte  y la segunda parte de esta serie de artículos sobre la Generación X  en los enlaces siguientes:

Re-Conociendo a la Generación Perdida

Generación X : Fortalezas y Oportunidades

 

  • Y una introducción a esta serie de artículos, aquí:

¡Emana como géiser en el universo 2.0!

***

Si te gusta lo que has leído,

¡Compártelo en tus redes sociales!

y… recuerda:

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das.

¡A mí me haces un favor y a ti te vendrá de vuelta :) !

 

 

 

Share This

¡Me encantaría que compartieses este artículo con tus amigos!

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das. A mí me haces un favor y... ¡A ti te vendrá de vuelta! ;-)