Este es un artículo invitado de Ana Costa.

cabecera

Déjame adivinarlo… tienes las Fiestas a la vuelta de la esquina, y tú andas tan estresada con tantos preparativos, que estás al borde del infarto. Y te dedicas a hacer listas, para que no se te olvide nada importante:

  • Limpiar la casa: “¡Menuda leonera! ¿Por dónde empiezo?”
  • Adornarla: “¡Uff, qué pereza! Y lo peor es luego quitarlo todo”
  • Hacer la compra: “¡Vaya precios! ¿Por qué no lo habré hecho antes y habré congelado lo principal, como dicen siempre en la tele?”
  • Decidir los menús: “Quería poner pavo en Navidad, pero, la nueva pareja de mi hermano es vegetariana… ¿Y… qué diantres comen los vegetarianos??”
  • Organizar las comidas principales, porque todavía no sabes si en la Nochebuena cenaréis en tu casa, o en la de tu suegra
  • Comprarles ropa a los chicos, que resulta que han crecido tanto, que la ropa de vestir que tenían se la puedes poner de adorno colgada de las orejas. “Pero, ¿cómo crecen tanto estos niños?? ¡Si estos pantalones sólo los ha llevado una vez!”
  • Y zapatos, claro: “¡No puede ser! ¿Otra vez te están pequeños? ¡Pero si te los compré hace dos meses!”
  • Ah, y que no se te olvide pedir cita en la peluquería, que ya llevas unas canas… “Ufff, ¡menudas raíces! Toca teñirme sí o sí… y ya que es fiesta, a lo mejor unas mechitas rubias me quedarían de cine…”
  • Y de paso, depilarte, que, hace tanto que no lo haces, que, si no, ese vestido tan sexy que te quieres poner en Nochevieja, ahora que has perdido unos kilitos y te sienta tan bien, parecerá que lo lleva Chewaka.
  • ¡Ah! Y hacerte la manicura, ¡que vaya uñas…!
  • Y, por supuesto, inevitablemente… los famosos regalos…

Sí, ya lo sé… lo demás, organizándote bien, lo tienes más o menos, controlado. Pero, el tema de los regalos, te saca de quicio y te lleva de cráneo.

Todos los años la misma película. Sé exactamente lo que estás pensando: “¿Qué demonios le regalo yo este año a mi gente? Se me acaban las ideas y ya no se me ocurre nada. ¡Y ya casi no me queda tiempo! ¡¡SOCORRO!!

Ana costa 2

Con algunos, lo tienes bastante fácil. Regalando lo de siempre, sabes que quedarás bien:

  • Las pantuflas al abuelo, que las del año pasado, ya las tiene muy estropeadas
  • A tu madre, su colonia favorita, que se le está terminando
  • A tu hermano un décimo de lotería, y de paso, el mismo para ti, que, ¡mira que si toca…!
  • A los chicos el último videojuego
  • A tu amiga, ese top tan increíble que visteis el otro día en el centro comercial
  • A tu suegra…

COMPRAR, COMPRAR, COMPRAR, COMPRAR, COMPRAR, COMPRAR…

¡ALTO, DETENTE! ¿Es que no te das cuenta de que no puedes seguir así, Navidades tras Navidades?

Piénsalo bien:

Entre amigos invisibles, regalos a tu pareja, a la familia, a la familia de tu pareja, a tus hijos, a tus compañeros de trabajo, a tus amigos, etc., etc., etc…, ¿cuánto dinero te vas a gastar?

Y a todo eso, súmale todos los gastos que supone para ti la llegada de las Fiestas… (¿Te acuerdas de la lista de preparativos?).

Ana costa 3

¿Te has parado a pensar qué barbaridad te vas a gastar en todo esto, solo por unos pocos días? Realmente, ¡es como si metieras tu dinero en la lavadora!

Sin contar con el daño que le harás al medioambiente.

Si sumamos todas las compras que se realizarán con la llegada de las Fiestas en todos los hogares, ¡da escalofríos!

Resulta casi obsceno, si tenemos en cuenta cuántas penurias y necesidades están pasando tantas y tantas personas ahora mismo. Y no hace falta mirar demasiado lejos para verlo.

Y, lo peor de todo… ¿crees que tanto gasto realmente te va a dar más felicidad?

Con respecto a este tema, te dejo aquí una reflexión de María Elena, para que pienses un poco más sobre ello…

Pero…no te preocupes. Por suerte, ¡hay una solución! A lo mejor, ya se te había ocurrido, pero, por si no es así, yo te la recuerdo:

“No regales cosas, regala experiencias”

¿Qué tal si, en lugar de acumular cosas inútiles que, la mayoría de las veces, terminarán en un cajón o en la basura, regalas algo inolvidable, que quedará para siempre en la memoria de quien lo recibe?

Experiencias hay muchas, y seguro que puedes encontrar la más adecuada para cada persona. Y no necesariamente, tienes que gastarte mucho dinero.

Te doy algunas ideas:

  • A tu pareja, una cena inolvidable a la luz de las velas ¿Cuánto hace que no le regalas algo así a tu chico? ¿Y si, además, os dedicáis un día o un fin de semana entero a estar juntos y a disfrutar el uno del otro, como hace tantísimo que no hacéis…?
  • A tu hermano, un buen concierto de música de su grupo favorito
  • A tu hermana, una entrada a esa obra de teatro que lleva tanto tiempo queriendo ver
  • A tu cuñada, una visita a ese museo que sabes que tanto le gusta
  • A tu mejor amiga, un masaje en un buen spa
  • A tus compañeros de trabajo, una escapada al bosque. Si cada uno lleva algo de picoteo, ¡la fiesta está asegurada! ¿Y no supondrá un gran cambio, frente a la alternativa de hacerlo en la oficina?
  • A tus padres, una cena en su restaurante favorito
  • A tus hijos, una visita cultural por toda la ciudad

¿Sigo…?

Por supuesto, y dependiendo del presupuesto, hay más opciones que, te aseguro que nunca olvidarán.

Por ejemplo:

 “¿Qué tal si regalas aprendizaje?”

En la web está TODO lo que pueden necesitar tus seres queridos, y si les regalas la formación que necesitan, sin duda, siempre te lo agradecerán.

  • Si tu hermano quiere probar con eso del blogging, y no sabe ni por dónde empezar, seguro que en este lugar está todo lo que le hace falta para empezar con buen pie.
  • Si tu amiga tiene problemas con su centro de terapias naturales y no le acaba de ir del todo bien, sin duda, aquí, encontrará las estrategias útiles que necesita para despegar.
  • Si sabes que tu sobrino está a punto de dejarlo todo para dedicarse un año sabático solo a viajar, seguro que le encantará visitar este blog.
  • Si tu cuñada tiene una web y siempre se atasca con los problemas técnicos, que no entiende, ni tiene tiempo que dedicarles, aquí está su solución.
  • Si la empresa de tu primo no va del todo bien y anda buscando nuevas estrategias para posicionarse, en este lugar, seguro que le dan fantásticas ideas.

Sin embargo, aún puedes ir más allá…

“¿Qué te parecería regalar algo con lo que puedas ayudar a los demás y hacer de nuestro planeta un sitio mejor en el que vivir?”

Seguramente, tus seres queridos no necesitan nada, pero, ¡cuántas personas hay que necesitan tanto y que lo están pasando tan mal! ¿Te has parado a pensarlo?

Por si es que no, te paso una propuesta muy, muy interesante, y que, seguro que te hará reflexionar:

Pero… con tantas propuestas, todavía no te he dicho lo que venía a contarte:

 Cuál es, DE VERDAD y CON DIFERENCIA, el MEJOR REGALO que le puedes hacer a los tuyos esta Navidad  

Y, además, resulta que es un regalo tan extraordinario, que se lo puedes regalar ABSOLUTAMENTE A TODAS LAS PERSONAS y, además, aunque te parezca increíble, es TOTALMENTE GRATIS.

¿Qué no te crees que algo así pueda existir? Pues, te aseguro que es así.

¿De verdad quieres saber cuál es?

Pues ahí va…

“El MEJOR REGALO que puedes hacer esta Navidad es….

              TU PRESENCIA” 

Y ahora me dirás: “¿Y eso qué significa?”

Pues te lo voy a explicar:

¿Cuántas veces te ocurre que estás con alguien, haciendo cualquier cosa, y resulta que tú estás ahí, pero, tu cabeza está en otro lado, muy, muy lejos de allí?

¿Te ha ocurrido eso? ¿Verdad que sí? Pues eso se llama estar en piloto automático, y, por desgracia, nos sucede muchas más veces de las que sería deseable.

Estar PRESENTE significa que, además de estar con alguien físicamente, también TODA TU ATENCIÓN está al 100% con esa persona, y no en cualquier otro lado, pensando cualquier otra cosa que no es relevante en ese momento.

  • Significa estar con alguien EN CUERPO Y ALMA
  • Significa dedicarle a esa persona TODA TU ATENCIÓN
  • Significa escucharla con ABSOLUTA Y PLENA DEDICACIÓN
  • Significa estar AQUÍ Y AHORA con ella, y no con tu mente en cualquier otro lugar del pasado o del futuro
  • Y, por supuesto, también significa dedicarles TIEMPO Y DEDICACIÓN a los nuestros, en lugar de atarearnos en mil cosas, o poner mil excusas para no ESTAR con ellos

Respóndeme sinceramente:

¿Se te ocurre algún otro REGALO mejor que puedas hacerle a las personas que quieres?

¿Y no crees que a tu pareja, tus hijos, tus hermanos, tus padres, tus amigos…, les haría muchísimo más felices sentir que estás con ellos, prestándoles toda tu atención, que el regalo más caro del mundo?

Yo ya sé la respuesta, pero, te dejo que la pienses…

Además, realmente, no sabes cuánto tiempo más podrás disfrutar de la presencia de tus seres queridos, así que, te recomiendo que la aproveches y que la vivas con plenitud, ahora que todavía puedes.

Tal vez este vídeo te haga darte cuenta de ello…

 “El regalo más precioso que podemos ofrecer a cualquier persona es nuestra atención. Cuando la atención alcanza a los que amamos, ellos brotan como flores”

 Thich Nhat Hanh

Resumiendo:

“ESTA NAVIDAD REGALA TU PRESENCIA A LOS QUE AMAS”

Sin duda, es el mejor regalo que les puedes hacer, y no solo en estas fechas, sino también todo el año.

Y, algo que seguro que no habías pensado…

         “También te lo puedes regalar a ti misma”

¿Cuánto tiempo hace que no te cuidas y te dedicas un poco de atención y de tiempo para ti, en lugar de pensar siempre en los demás…?

“Te deseo, de corazón, que pases una muy Feliz Navidad y, sobre todo, que puedas regalar TU PRESENCIA a todos tus seres queridos”

Y ahora, dime…

  • ¿Cuán presente estás tú normalmente con tus seres queridos?
  • ¿Qué regalos habías pensado hacer estas Fiestas?
  • ¿Eres de las que normalmente gastas mucho, o prefieres invertir en experiencias y buenos momentos?

Y, sobre todo…

  • ¿Qué regalos te haces a ti misma, y cuánto te cuidas? ¿Piensas en ti? ¿Te dedicas tiempo?

Estaré encantada de conocer tu opinión en los comentarios.

¿Quieres saber más?Ana costa 4

Me llamo Ana Costa y mi misión es enseñarte a gestionar tu estrés y a convertir tu vida, paso a paso y por tí misma, en la vida serena y feliz que deseas.

Te espero en Zona Mindful, tu zona libre de estrés.

¿Me acompañas?

http://zonamindful.com/

 

 

Si te gusta lo que has leído,

¡Compártelo en tus redes sociales!

y recuerda:

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das.

¡A mí me haces un favor y a tí te vendrá de vuelta :) !

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Únete a mi lista de correo y empecemos juntos a crear un negocio feliz

¡Gracias por suscribirte! :)

Share This

¡Me encantaría que compartieses este artículo con tus amigos!

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das. A mí me haces un favor y... ¡A ti te vendrá de vuelta! ;-)