Nos encontramos en la época de la historia en que más a nuestra disposición tenemos todo aquello que nos facilita el poder vivir bien.

Vivir bien, desde un punto de vista humano, lo contemplo desde la óptica de condiciones de vida biológica:

Tener una buena casa donde vivir, con cuarto de baño,calefacción, agua potable caliente y fría, gas, luz, estancias confortables para dormir, comer o simplemente pasar el rato…

Tener acceso fácil y rápido a alimentos de todo tipo, vestido, calzado…

Poder disfrutar de asistencia sanitaria gratuita o de pago ya sea en centros públicos o privados…

Tener acceso a una educación de calidad, a actividades deportivas y de ocio…

Tener una o varias fuentes de ingreso que nos permitan sustentar todas esas necesidades que nos vamos creando…

Tener acceso a un subsidio por desempleo cuando perdemos el trabajo o a una pensión de jubilación, etc.

Se supone que todo eso es lo ideal para vivir bien.

Es el tan traído y llevado Estado del Bienestar que en muchos casos se ha creado una dudosa fama.

La gran paradoja

El Estado del Bienestar entendido como conjunto de acciones desarrolladas por los gobiernos de los diferentes países dirigidas a lograr la redistribución de la riqueza económica, garantizar la asistencia sanitaria, el acceso a la educación de los ciudadanos, los subsidios por desempleo o la pensión de jubilación, no necesariamente trae aparejado en todos los casos paradójicamente el BIENESTAR , entendiendo como tal, el Bienestar Personal, a nivel interno…

¿Cuántas veces te han preguntado si estás bien? ¿Cuántas veces te has preguntado TÚ si estás bien?

Sientes que estás bien externamente, de cara a los demás.

Tienes posibilidad de acceder a todo lo que puedas desear a nivel material, sobre todo si vives en un país occidental.

Sin embargo…sientes que no es suficiente, que eso, no te está dando lo que realmente necesitas…

En el último siglo, lo que los expertos han catalogado como enfermedades mentales, se han disparado, habiéndose multiplicado por doquier Infinidad de, especialidades, terapias, técnicas, herramientas… que han surgido para intentar paliar eso que parece ser el mal o el efecto secundario del Estado del Bienestar.

Buscando en el lugar equivocado

¿Qué sucede?

La mayoría de las personas intentan buscar fuera la solución a sus problemas, porque creen que lo que les pasa, o lo que les está faltando, es consecuencia de sus circunstancias o su entorno.

Creyeron que si trabajaban y se sacrificaban  mucho, lograrían la felicidad, el bienestar que tanto anhelaban, pero no fue así.

Sí, lograron una buena posición social y profesional, se compraron una casa maravillosa, incluso una segunda residencia en la playa o la montaña, uno o dos coches, crearon una familia…

Pero se sienten vacíos…

Sienten que algo falta en sus vidas…

Todo empieza y termina en ti

Si sientes que no eres feliz, que no estás bien, que no vives en bienestar, que no estás a gusto con la vida que te ha tocado vivir, te invito a que revises tus creencias, tus opiniones, tus valores, tus reglas sobre el bienestar y la felicidad.

Te darás cuenta de que ese algo que está faltando en tu vida eres TÚ.

Tu vida necesita más de ti

Te lo cuento en este vídeo que grabé esta mañana ¡a 0 grados!

Disculpa la deficiente calidad del mismo fruto de mi inexperiencia en estas lides youtuberas   ¡jajajaa!

Después de dejar a mi hijo en el colegio salí a caminar, cogí mi teléfono móvil y lo mantuve en posición vertical  ¡error! en lugar de en horizontal mientras grababa lo que ha sido el hilo conductor del post de hoy.

Pero bueno, se trata de ir haciendo cosas diferentes, y, como en todo en la vida, las primeras veces están destinadas al aprendizaje, ¿no te parece?

En el vídeo te pido que dejes de “hundir-te” (mira el vídeo ahora y sabrás a qué me refiero).

No juzgues, no te juzgues o critiques.

Simplemente permítete emerger y explora, nota, percibe, siente, lo que irá surgiendo…

***

Si te gusta lo que has leído,

¡Compártelo en tus redes sociales!  ?

y recuerda:

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das.

 

 

Share This:

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Únete a mi lista de correo y empecemos juntos a crear un negocio feliz

¡Gracias por suscribirte! :)

Share This

¡Me encantaría que compartieses este artículo con tus amigos!

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das. A mí me haces un favor y... ¡A ti te vendrá de vuelta! ;-)