Mañana es Nochebuena, y para los que somos católicos este día y el de Navidad son muy especiales.

Celebramos con júbilo el nacimiento de Jesús.

Jesús fue uno de los mayores líderes espirituales que nos ha dejado la historia.

Jesús conocía su líder interior y ofreció al mundo sus dones.

Ese fue realmente su propósito de vida en este plano terrenal.

Jesús supo magistralmente mirar hacia adentro de sí mismo para auto-descubrirse cada día y nos dio las pistas, las claves para que el resto de la humanidad pudiéramos hacerlo también.

Jesús nunca fue una víctima de sus circunstancias, ni culpó a nada ni a nadie por lo que le aconteció.

Él creó su propia vida, pero a diferencia del resto de los seres humanos, lo hizo conscientemente.

La mayoría de nosotros no sabe (o no quiere saber) que es el director de la película de su vida. Lo que sucede es que la dirigimos inconscientemente, tal y como te conté en el artículo de hace un par de semanas ¿Quién es tu director de cine favorito?

Y como dirigimos la película de nuestras vidas inconscientemente, creemos que somos víctimas de las circunstancias, creemos que lo que nos acontece es fruto del azar, de la buena o la mala suerte…y nos comparamos con otros… y nos frustramos, porque nos vemos estancados y anclados en la mediocridad. 

Llevamos una vida insulsa, insípida, cómoda dentro de la relativa incomodidad que nos supone nuestra zona de confort.

Y culpamos, culpamos y culpamos hasta la extenuación a todo lo de afuera por lo que creemos que nos pasa: jefes, trabajo, pareja, hijos, la economía, la sociedad…en definitiva al universo entero, sin pararnos a pensar que en todos esos escenarios, hay un factor común que se repite continuamente: NOSOTROS.

Nosotros somos actores en todos y cada uno de esos escenarios y además… ¡con un papel protagonista!

Se nos escapa el tiempo como el agua entre los dedos de las manos cuando nos lavamos la cara cada mañana para… ¿ver más claro? ¡Qué ironía!

Nos tiramos las horas muertas entretenidos con pasatiempos mentales , a modo de crucigramas, sopas de letras o sofisticados sudokus que no llevan más que a más de lo mismo: a cribar toda nuestra vida por el filtro del intelecto, relegando a un casi invisible plano el sentir latente de nuestra creatividad, nuestro ingenio, nuestro potencial…

Dentro de una semana justamente celebraremos el fin de año con todo lo que ello implica a nivel emocional, por eso hoy quiero invitarte a que a lo largo de esta semana te respondas honestamente a estas preguntas:

  1. A estas alturas del año ¿Crees que tu melodía, ese don especial y único que sabes o intuyes que tienes, sigue ahogado en tu interior?
  2. Próximos a acabar 2016 ¿Consideras que has hecho uso aunque sea mínimamente de esa melodía, ese potencial o don interno para crear o al menos empezar a crear la gran obra que suponga la materialización de tu propósito de vida?
  3. ¿A quién o quienes has inspirado en este 2016 con tu ejemplo, con tus actos, con tu profesión, con tu forma de conducirte por la vida?
  4. ¿Qué riesgos asumiste en 2016 en pro de alcanzar tus metas?
  5. ¿Has sido a lo largo de este año tu mejor versión o has vivido anclado en la mediocridad?
  6. ¿Culpaste a menudo a las circunstancias, los eventos de lo que pasó en tu mundo o, por el contrario, tomaste responsabilidad y supiste transformar tus problemas en oportunidades de progreso?
  7. ¿Hasta que punto te has volcado en tu trabajo en tu propio beneficio o para servir a los demás?
  8. ¿Has vivido tu vida según tus estándares o según los estándares establecidos por otros?
  9. ¿Qué es lo que más te duele (si es que te duele, ¡claro!) de no haber aflorado el 100% de tu potencial interno?
  10. ¿Crees que has desperdiciado un año más por tus miedos, por  tus fantasmas mentales? ¿Sientes que has fracasado?

¡Bueno, bueno!

¡Menudo repaso hemos dado a 2016!

Te voy a dejar con el “run-run” de estas preguntas esta semana.

Disfruta estos entrañables días como mereces y no dejes de contestar-te a estas preguntas (si es por escrito, mejor que mejor, te servirá para recordar-te lo que tienes pendiente y, quizás no quieres ver) . En este artículo que publiqué hace algún tiempo, La magia de verlo escrito , te hablo de los beneficios de plasmar en papel todo esto.

Sería bueno y útil que comprases una libretita para anotar tus reflexiones y poderlas releer más adelante, para, si procede, efectuar cambios, virar el timón de tu vida.

¡Te deseo de todo corazón una Feliz Navidad!

***

Las respuestas a esas preguntas no tienen por qué ser definitivas ni estar escritas en piedra.

Tengo una buena noticia para ti.

Todos, absolutamente todos tenemos el poder y la capacidad de cambiar el mapa de nuestra realidad si ese mapa no nos beneficia para el logro de nuestras metas, para ser nuestra mejor versión.

Si descubres (sin mucha sorpresa, por cierto…) que después de estas fiestas la báscula delata los kilos de más que has cogido, puedes, después de comerte el roscón de reyes, a modo de penitencia ¡jajaja…! hartarte a hacer abdominales y correr por la cinta sin fin hasta la extenuación por tu cuenta, o , puedes contratar un entrenador personal que te ayude en esa tarea con método y progresivamente. ¿No es cierto?

Una vez que pones las cartas boca arriba y te atreves a tomar responsabilidad sobre lo que podrías cambiar en tu vida, puedes llevar a cabo tú solo el proceso de cambio o puedes contratar un coach.

Todavía estás a tiempo de que te acompañe en los siguientes pasos para llevar a cabo tu proceso de cambio, si quieres tomar las riendas de tu vida y encontrar la llave que te permita por fin desbloquear todo eso que te está impidiendo ser tu mejor versión y lograr las metas que te propongas solicita  tu sesión exploratoria gratuita.

Sí, totalmente gratis y por tiempo limitado, únicamente durante el mes de noviembre( he decidido prorrogar hasta final de año) para continuar celebrando el primer aniversario del blog, tienes la oportunidad de vivir la experiencia del Coaching Minimalista en primera persona.

Durante 1 hora por skype podremos conversar tú y yo acerca de tus inquietudes, retos, sueños…sin coste alguno.

Sólo lo hago con referidos y recomendados, pero temporalmente está abierto a todo el que lo solicite mediante el enlace que tienes más abajo en la imagen.

Esto sería una Sesión Exploratoria, para que puedas ver la forma en que trabajo y si te merecería la pena invertir en un proceso de coaching  1 a 1 conmigo.

Aprovecha esta oportunidad , pues como te he dicho anteriormente, solo trabajo por invitación y referidos.

Así que, no lo pienses mucho y solicita ya tu sesión exploratoria haciendo clic en la imagen de abajo y recuerda…

 La oportunidad es un pájaro que jamás se posa

Solicita tu espacio de 60 minutos en mi agenda desde aquí:

img_2409

***

Si te gusta lo que has leído,

¡Compártelo en tus redes sociales!

y recuerda:

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das.

¡A mí me haces un favor y a tí te vendrá de vuelta :) !

 

 

 

 

Share This:

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Únete a mi lista de correo y empecemos juntos a crear un negocio feliz

¡Gracias por suscribirte! :)

Share This

¡Me encantaría que compartieses este artículo con tus amigos!

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das. A mí me haces un favor y... ¡A ti te vendrá de vuelta! ;-)