Hace un par de meses, se le cayó un diente a mi hijo que acaba de cumplir 11 años,  y, cuando nos disponíamos a meter el diente bajo la almohada para que el Ratoncito Pérez se lo llevara por la noche , me preguntó, así, sin anestesia, que si el Ratoncito Pérez existía de verdad y acto seguido si existían Papá Noel y los Reyes Magos…

Por lo visto, en el colegio, algún compañero se había burlado de su inocencia infantil y quería confirmar sus sospechas…

Entonces, me dije…

“Elena, ha llegado el momento,

a pesar de que son las tantas de la noche y mañana hay que madrugar pues es día lectivo,

tiene que saber la verdad…”

Así que fui al armario donde se encontraba custodiada “la carta” .

Dentro de una caja metálica de las de Ikea donde guardamos los documentos importantes, permanecía la carta que Los Tres Reyes Magos dejaron escrita para él desde que nació.

En el anverso del sobre figuraba su nombre y apellidos y decía expresamente que sólo podría ser abierta por él personalmente cuando tuviera suficiente edad para entender lo que allí se decía…

Y en el reverso, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Imagínate la cara que se le puso cerca de las 12 de la noche de un miércoles de noviembre al ver aquello en sus manos. ¡Una carta personal para él ni más ni menos que de los mismísimos Reyes Magos!

La carta era larga, dos caras de un folio.

La leyó sin pestañear sentado en su cama, sin saber muy bien qué hacer con el diente que se le acababa de caer (pues seguía en su mano como un preciado tesoro) . Mientras, yo le observaba con atención…

Cuando acabó, me abrazó y me dijo:

“Gracias mamá, ahora lo entiendo todo. Tengo una gran responsabilidad”

No voy a contarte nada más aquí sobre “la carta” y aquél evento tan especial.

Si tienes curiosidad por conocer su contenido, te invito a leerla y a descargarla si crees que puede resultarte de utilidad para cuando les llegue el momento a tus hijos (si los tienes), de saber La Verdad

La tienes aquí:

La Verdadera Historia de Los Reyes Magos

 

¿Por qué te cuento todo esto?

Por un lado porque hoy es 5 de enero y es un día mágico para pequeños y mayores.

A pesar del frío y la niebla que tenemos hoy en Madrid, saldremos bien abrigados esta tarde a ver y disfrutar de la Cabalgata como todos los años y luego  a merendar un buen Roscón de Reyes con chocolate calentito en compañía de amigos con niños tan ilusionados y emocionados como nosotros.

Por otro porque esto es  una prueba más de que la magia existe.

Existe si tú quieres que exista.

Un día como hoy puede ser un día más de los 365 que tiene el año. Pero…¡ Tú puedes hacer que sea especial para ti!. Éste y todos y cada uno de los días de tu vida.

Tú creas tu realidad momento a momento.

Lo que percibes, lo que sientes, no son más que los pensamientos que tienes acerca del mundo exterior.

Conocer que el pensamiento actúa como un filtro te da poder para decidir qué pensar en cada momento, puesto que no es posible sentir ninguna experiencia sin pensamiento, ya sea consciente o inconscientemente.

Utiliza el pincel de tu pensamiento para crear en un lienzo en blanco cada día una gran obra que te permita ver la vida como quieres…

Está en tus manos…

Yo elijo  conscientemente  creer en los Tres Reyes Magos, sencillamente porque formo parte de la esencia universal y como tal soy cocreadora de todo lo que ES.

Yo soy y formo parte del Todo, y el Todo te incluye a ti, al Ratoncito Pérez, los renos de Papá Noel, los Tres Reyes Magos…

Todo es TODO.

Y creo, porque tengo la certeza de que Algo que me creó y con quien comparto esencia me sostiene en sus manos amorosas y nunca me dejará caer porque es Amor Incondicional.

Y creo, porque tengo la certeza de que mi estado natural es el Bienestar, pues lo traje de serie al nacer y emerge como un balón de playa en el mar, cuando yo le permito flotar, pues es su naturaleza …y, sé que para ello no tengo más que tomarme con más ligereza, como un juego (porque realmente es lo que es) esto que llamamos Vida y que pasa como un suspiro…

Y creo, porque sé que las emociones vividas, los recuerdos, no son nada y no significan nada, son pasado, no existen.

Y creo, porque sé que mis pensamientos son neutros, no son buenos ni malos. No significan nada. Soy yo la que se monta un circo con ellos constantemente y permite que crezcan enanos y más enanos como si fueran gremlins…

Y creo, porque soy la que piensa, no lo que pienso…

Y creo,  porque sé que los  ” y sis …” son meras excusas para no expandir mi zona de confort (¡va por tí Anita!) y seguir tan “agustito” lamiendo mis heridas…

Y creo, creo en mí, porque enterré los ” y sis…” en la misma tumba que las excusas, porque…¡ me harté de que mi “mini yo” o “mente pequeña” me previniera, o me protegiera de Dios sabe qué!

Y creo, porque empecé a confiar, y, como confiaba dejé de pre-ocuparme y empecé a ocuparme de verdad de lo que realmente importaba para mi…

Y creo, porque empecé a ver las luces de los semáforos en verde, ¡en verde para mí! , en sincronía perfecta…

Y creo, porque creyendo, encontré la Respuesta a la Gran Pregunta que en el fondo consciente o inconscientemente nos hacemos todos los seres humanos, y,  la respuesta fue… un ¡Gran Sí!

Y…¿qué pregunta es esa?

¿Soy digna de ser amada?

¡Sí, un gran Sí!

Tengo la certeza de que estoy aquí porque tengo que cumplir una misión o propósito y hasta que no concluya, no podré irme al otro lado, y sé que si existo, si soy en este plano es primero porque soy digna de amor incondicional, y ¡me abro a recibirlo! y, al abrirme a hacerlo también me abro a recibir todo lo bueno que el Universo tiene preparado para mi…

Y, finalmente creo, porque sé que aunque sólo vea un par de huellas en la arena en los momentos más tristes de mi vida, no camino sola y desvalida… y, la prueba la tienes aquí:

Huellas en la arena

Descárgatelo, imprímelo y pégalo en el espejo del cuarto de baño y ¡recuérdaselo a tu mente cada día!

***

Deja de ser una mera ficha en el juego de la vida a merced de los otros, sé el gran jugador, sé el líder de tu vida que viniste a ser…

Confía, Confía, Confía…

Confía con amor incondicional en que todo lo que la vida preparó para ti es para bien, para tu bien.

Y sobre todo, pon el Tiempo en su lugar, sin prisas, pero sin pausas , confiando, siempre confiando…

Descárgate, imprime y pega en el espejo lo que debe significar el tiempo para ti.

Lo tienes aquí:

El Tiempo

 

Y ahora, te dejo, no sin antes desearte que los Tres Reyes Magos de Oriente te traigan esta noche

La capacidad de comprobar que eres capaz de crear tu realidad momento a momento.

Confía, Confía, Confía…

Mañana verás como un niño, tu sueño hecho realidad…

Si crees, si confías, en ti, en la Vida…

Si te permites ser digno de ser amado…

 

***

Si te gusta lo que has leído,

¡Compártelo en tus redes sociales!

y recuerda:

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das.

¡A mí me haces un favor y a tí te vendrá de vuelta :) !

 

 

 

Share This:

¡Suscríbete!

¡Suscríbete!

Únete a mi lista de correo y empecemos juntos a crear un negocio feliz

¡Gracias por suscribirte! :)

Share This

¡Me encantaría que compartieses este artículo con tus amigos!

La vida es como el eco, recibes de lo mismo que das. A mí me haces un favor y... ¡A ti te vendrá de vuelta! ;-)