El primer blog de Coaching Minimalista

Descubre en ti el Poder de lo Simple para vivir el Bienestar que ya eres

Re-Conociendo a la Generación Perdida

Si como yo, a la fecha de escribir este artículo (diciembre de 2017)  tienes entre treinta y bastantes años y poco más de cincuenta, habrás nacido entre 1965 y 1980  más o menos. Perteneces a lo que sociológicamente se ha dado en llamar formalmente la Generación X o...

Metas versus Propósito

Hoy te invito a la reflexión. Te invito a que reflexiones sobre qué es lo que te mueve cuando decides ponerte en marcha con nuevos proyectos profesionales. Para ello me gustaría que leyeras este párrafo o vieras este vídeo (si no te apetece leer) La necesidad de...

¿Caminas de espaldas?

https://youtu.be/5u9gKenj7gs ¿Te recuerdas siendo niño jugando a caminar de espaldas? Sí, a caminar hacia atrás, como los cangrejos. Era muy divertido, y además hacíamos  carreras aunque nos costaba más de una caída de culo o un buen coscorrón en el mejor de los casos...

La Condición Necesaria

Hoy, te traigo un recurso que puede serte muy útil a la hora de emprender cualquier proyecto ya sea personal o profesional. Quizá te sorprenda, pero no es ni un "Paso a paso para...", ni "Las claves para..." De hecho es el principio de todo. Es lo primero que debe...

¡La Hora del Recreo!

  En un principio pretendí que el  artículo de hoy fuera corto. Pues mi intención iba a ser sólo anunciar  las novedades que voy a ir introduciendo en el Blog y en el recientemente retomado canal de YouTube. Pero como me pasa siempre, inicialmente no sé sobre qué voy...

El árbol de los deseos

Hace ya casi un año pretendí iniciar una serie de posts que supusieran una recopilación de cuentos o parábolas que aportaran valor a las personas que deciden emprender un nuevo camino en sus vidas, ya sea personal o profesionalmente. Lo titulé "Desaprendiendo,...

Confía, Confía , Confía…

Hace un par de meses, se le cayó un diente a mi hijo que acaba de cumplir 11 años,  y, cuando nos disponíamos a meter el diente bajo la almohada para que el Ratoncito Pérez se lo llevara por la noche , me preguntó, así, sin anestesia, que si el Ratoncito Pérez existía...